Mª Ángeles Llorente (IES Hoya de Buñol) hablando sobre fracaso escolar

A través de Pedro Jiménez he llegado al vídeo de la comparecencia de Mª Ángeles Llorente, docente del IES Hoya de Buñol, en la comisión sobre fracaso escolar en el Parlamento de Valencia, y tengo que decir que me ha encantado la claridad del diagnóstico y los razonamientos expuestos. Creo que en todos los claustros debería proyectarse esta comparecencia (al menos la primera media hora) y tener un debate sobre qué cosas concretas se puede hacer en el centro de cada uno para reducir el fracaso escolar.


Y para finalizar algunas píldoras con las que me quedo para reflexionarlas, te invito a que también lo hagas :

  • Cuando hablamos de fracaso escolar normalmente estamos hablando de que fracasan los alumnos, esta afirmación es una tremenda injusticia.
  • ¿Quién fracasa? ¿el que no entiende, el que no puede comprar ni libros ni libretas, el que no va limpio, la que tiene deficiencias físicas o mentales, el inmigrante del centro de menores, el que no conoce el idioma, la que no tiene padre, madre o están en gresca permanente, el que es más lento, el acogido o el adoptado, el que no lleva el mismo nivel que los demás, el que no ve a sus padres porque trabajan en exceso, el que es maltratado, el que tiene a su padre en la cárcel, el que suspende los exámenes (¿qué mide un examen?), el que repite, el pobre, el que tiene otra cultura, el sensible, el que no es sumiso, el que es expulsado por sistema al aula de convivencia, la que abandona, el que no titula?.
  • El sistema educativo debe humanizarse y debe plantearse como objetivo prioritario LA PERSONA.
  • La cuestión no es hablar de fracaso, sino de como hacemos que todas las personas tengan las mismas oportunidades.
  • La evaluación debe servir para detectar los problemas y resolverlos, NO para clasificar y segregar al alumnado, al profesorado o a las personas en general.
  • Estamos haciendo un sistema (perverso) que en vez de potenciar el gusto por aprender potencia el interés en aprobar.
  • Un sistema democrático que se precie debería diseñar un sistema educativo PARA TODA LA POBLACIÓN, ahora tenemos tres sistemas: el privado, el concertado y el público.
  • Entiendo por escuela pública aquella que sirve los intereses públicos.
  • En la escuela deben estar juntos el hijo del carpintero, del abogado, del labrador y el del arquitecto aprendiendo y enriqueciéndose juntos. La cultura se pega.
  • Con una escuela pública como eje vertebrador tendríamos un sistema muchísimo más compensador, muchísimo menos desigual y con menor fracaso escolar.
  • Sin el compromiso del profesorado para atender diversidad y la participación de las familias no disminuiremos el fracaso escolar.
  • Muchos profesores de sociales (o de cualquier otra materia) de ESO no aprobarían los controles que pone el profesor de matemáticas, ¿esto no es para replantearse el currículum?.
  • Ya no nos sirven los libros de texto, el libro de texto es un anacronismo del siglo pasado.
  • El alumnado necesita ver que todo lo que está aprendiendo se tiene que poner después al servicio de la sociedad y su progreso.
  • Es necesario un cambio curricular en profundidad hecho por docentes y personas relacionadas con el mundo educativo al margen de partidismos inútiles.
  • ¿De qué sirve hacer repetir a un niño para hacer lo mismo y con el mismo profesor?.
  • La desigualdad en la escuela se combate desde el nacimiento, para ello es fundamental la escolarización y educación de 0 a 3 años.
  • No hay alumnos irrecuperables (me gustaría que todos los docentes nos concienciáramos de esta afirmación).
  • En la escuela el alumno debe creer que puede aprender y para ello hay que darle expectativas, a él y a sus familias.
  • El profesorado comprometido es el verdadero experto en educación (gran verdad).

Comparecencia de @AdaColau en el Congreso de los Diputados #Imprescindible

Si eres (como yo) de los que cuando ve un vídeo de más de 5 minutos desiste de verlo es mi deber avisarte de que el que te propongo visualizar dura 40 minutos, pero aún así te recomiendo verlo y te aseguro que no se te hará largo, es la comparecencia de Ada Colau en el Congreso de los Diputados hace pocas semanas:


Quiero destacar dos frases (verdades como templos) de esta magnífica comparecencia:

No es verdad que estemos ante un problema social, estamos ante una estafa generalizada.

Los derechos humanos no se negocian, son una cuestión de mínimos innegociables que sea como sea hay que defender.

Si has llegado hasta aquí dedica 10 minutos más (no te arrepentirás) para ver otros dos vídeos, en el 1º el presidente de la comisión abronca a Ada Colau y se rasga las vestiduras por el lenguaje empleado y por sentirse “amenazado”. En el 2º vídeo podrás ver esas supuestas “amenazas” y la aclaración (para torpes y para quienes no quieren entender) de Ada.



Adiós Fran, hasta siempre. No te olvidaré, no te olvidaremos

Empiezo a escribir esta entrada sin saber qué título le voy a dar, sin saber si la voy a publicar y sin saber si hago bien en hacerla. Escribo por muchas razones, porque estoy triste aunque no derrame lágrimas, fui (mal)educado con eso de los hombres no lloran, porque estoy desgarrado por dentro y me acuerdo de lo bien que habla mi amiga @NoLolaMento del efecto terapeútico que tiene escribir en un blog, tal vez me sirva a mí también. Y escribo también porque no quiero que la muerte de Fran sea en vano, porque no quiero olvidar lo que le ha llevado a cometer esta locura y para que cuando mi ánimo decaiga o cuando mis fuerzas disminuyan pueda volver a leer estas líneas y saber que tengo que seguir luchando contra esta lacra social que lleva a gente buena como Fran a la tumba y desahucia a una niña de 8 años de su padre.

Este viernes después de comer, leyendo las noticias en el ordenador me encontré con una que hablaba de un suicidio de un activista de #StopDesahucios en mi ciudad, en Córdoba, y además la persona en cuestión era Fran, un compañero de un grupo de apoyo de #StopDesahucios que acababa de empezar (llevaba dos reuniones) y del que formo parte.

Conocí a Fran en Diciembre y me impresionó su historia, me indignaba terriblemente escuchar como contaba las calamidades que dos entidades financieras (CajaSur y Caja Badajoz) le hicieron pasar, y me dolía ver el sufrimiento que arrastraba, me dolía ver cómo le costaba ver la salida del túnel en que le habían metido a pesar de ser una persona buena y con un corazón tan grande que costaba comprender cómo le podía caber dentro del cuerpo, y me dolía, y mucho, cuando le oía hablar de su hija de 8 años, de la impotencia y el miedo que sentía como padre ante el hecho de no tener un techo que ofrecerle. Os dejo su historia contada por @Alberto_Almansa, un periodista comprometido con la causa:


Volvimos a reunirnos en Enero ya como integrantes del grupo de apoyo, y después el martes pasado. Nos contaba que acababa de dejar a su niña en la catequesis, lo vimos mejor, contaba que, gracias a #StopDesahucios, iba a recibir una subvención para ayudarle a pagar el alquiler del piso donde vivía, y además participó activamente en la reunión, reflexionando y proponiendo acciones. El viernes después de leer una notificación de hacienda para que pagara una deuda ¡por incremento patrimonial! (este sistema perverso está demente) no pudo más, se le debieron aparecer de golpe todos los fantasmas que tanto sufrimiento le causaron y se arrojó por su balcón asegurándose antes de que no había nadie debajo. A esto le llaman suicidio, pero no os confundáis, lo que ha sido es un homicidio como muy bien explicó ayer en televisión el compañero Rafa Blázquez.

La tarde del viernes nos concentramos, mucha gente lloró de pena, de rabia, de impotencia, pero todos y todas nos conjuramos y comprometimos a que el homicidio de Fran no puede quedar impune ni puede ser en vano, su muerte tiene que servir para que encontremos la fuerza necesaria para seguir luchando por evitar que nadie pase por lo que Fran pasó y que ese trágico desenlace no vuelva a suceder.

Y ahora, con vuestro permiso, me gustaría dedicarle a Fran unas palabras:

Querido Fran:

Quiero creer que vas a poder leer esto desde algún sitio y quiero creer que estás en algún lugar donde puedas haber encontrado algo de paz, aquella que durante tanto tiempo buscaste y un sistema criminal no te dejó encontrar. Me habría gustado haberte podido conocer mejor, haberme podido dar cuenta antes de lo que podía pasar. Tus compañeros y compañeras de #StopDesahucios nos concentramos el viernes por la tarde, pusimos velas en el suelo, una foto tuya y señalamos a los culpables de tu muerte. También lloramos por ti, estábamos (y estamos) desgarrados por dentro  y te vamos a echar mucho de menos.

Quiero contarte que #StopDesahucios va a estar pendiente de tu niña de 8 años, de tu mujer y de tus padres, que no se va a consentir que CajaSur y Caja Badajoz siga martilleando a tu familia con esa deuda ilegítima e injusta que ha terminado separándote de ellos. Ayer Rafa Blázquez lo contó por televisión y fue muy claro y contundente, un poco más arriba tienes el enlace con la intervención, espero que donde estés tengas acceso a internet porque esa intervención vale la pena verla y te dará un poco de tranquilidad al saber que tu familia no va a estar sola.

También quiero contarte que hoy se ha conseguido un pequeño logro, una familia de trabajadores ha decidido ceder (gratuítamente) una vivienda de su propiedad a tu mujer y a tu niña para que comiencen de nuevo, el piso está en Santuario, por lo que creo que tu niña no tendrá el cole muy lejos. Alberto Almansa, también muy afectado por lo sucedido, lo ha contado en su blog.

Quiero que sepas que no dejaremos que tu muerte sea en vano, que no vamos a olvidar a quienes te empujaron por el balcón, y que vamos a seguir luchando, con más ahínco si es posible, para terminar con esta presión criminal de los que desahucian al pueblo para favorecer a unos pocos.

Ojalá fuera fácil transmitirte todo lo que me está pasando por el corazón, pero no tengo los recursos literarios suficientes para poder hacerlo. Prefiero despedirme con una canción de Julio Numhauser que además de ser preciosa tuve el privilegio de poder escucharla en manos (guitarra) y voz de mi amigo Alfonso hace ya unos cuantos años, desde entonces se ha convertido en una de mis canciones favoritas y me gusta “regalarla” a todas las personas que significan mucho para mí. El autor la escribió después de que un mal nacido, llamado Pinochet, le obligara a marcharse de su país (Chile), lo mismo que a ti otros mal nacidos te echaron de tu casa y de esta vida, su letra llama a preservar los sentimientos y valores profundos, así como a esperar que “lo que cambió ayer, tendrá que cambiar mañana”.


Querido Fran, no puedo escribir más, me tiemblan las manos, el alma y el corazón, te mando un abrazo y un beso allá donde estés, quiero creer que los recibirás.