Taller “Organízate y trabaja con eficacia”

Hoy he dado a mi alumnado un taller sobre la metodología organizativa GTD y sobre la técnica Pomodoro para la administración del tiempo para que se organicen y trabajen mejor, os dejo la presentación y un enlace al curso de moodle donde hemos puesto un taller más elaborado, se puede entrar como invitado, ¡espero que os sirva!.


Nombrando a Griñán senador aumentará el descrédito ciudadano a la política

Antes de escribir aclaro que milito en Izquierda Unida e Izquierda Abierta (desde hace poco tiempo) y estoy muy contento de hacerlo. Llevo muchísimos años siendo activista en diversos movimientos sociales practicando,  participando de lo que yo llamo la “izquierda social” y producto de una reflexión personal decidí complementar mi activismo participando en IU.

Hoy el parlamento andaluz ha aprobado que el ex-presidente de la Junta, José Antonio Griñán, sea senador, a pesar de las graves acusaciones que lanza sobre él la juez Alaya (en un auto muy discutible, hay que reconocerlo), y la gran mayoría de los parlamentarios de Izquierda Unida han votado a favor. Algunos, cuyo nombre no puedo decir ya que el voto era secreto, no lo han hecho o no han acudido al pleno, mi admiración por ellos/as.

Y como estoy en una agrupación política donde se puede decir lo que se piensa (y si no se pudiera también lo diría) digo (porque sino reviento) que estoy muy decepcionado con la postura que ha tomado en su mayoría el grupo parlamentario de IU, y no soy el único militante que piensa y siente así.

Es muy difícil explicar en la calle que somos “rebeldes” (lema campaña candidata IU Córdoba), que tenemos tolerancia cero con la corrupción, que pedimos la dimisión de Rajoy y que hemos votado a Griñán como senador a pesar de su responsabilidad política con los EREs y después de que una juez (repito, con una actuación muy discutible) diga que Griñán tiene que ser imputado.

Tras la dimisión de Griñán, por diferentes razones de carácter personal y político, principalmente relacionadas con el uso fraudulento de fondos destinados para abonar Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) por la Junta de Andalucía, como él mismo ha reconocido públicamente, no sido nada oportuno ni comprensible para la ciudadanía el apoyo de las diputadas y diputados de IU en el Parlamento de Andalucía para que el señor Griñán sustituya inmediatamente a una de sus compañeras o uno de sus compañeros de Partido en el Senado en representación del Parlamento Andaluz.

El señor Griñán dijo que se retiraba para favorecer a su partido y prestigiar la política de manera que él “se comiera sólo el marrón de los EREs”, pero, ¿esto es retirarse de verdad?, cómo me decía una tuitera hace muy poco ¿será que retirarse a los ¡67 años! no es una salida digna?.

El Senado está suficientemente desprestigiado al no haberse convertido aún en una cámara federal. Difícilmente la ciudadanía podemos comprender que alguien que no puede mantenerse en las funciones políticas que ostentaba, deba «retirarse» urgentemente a un cargo que conlleva una serie de garantías jurídicas para el ejercicio libre de las funciones parlamentarias. No podemos aceptar que el Senado lejos de transformarse, se muestre de nuevo como un vulgar “Cementerio de Elefantes”, inútil para la mayoría.

Esto no quita que me parezca (a mí y a muchas más personas) inconcebible “el farragoso auto” del que ha tenido que hacer uso la jueza Alaya, para «imputar y no imputar» al señor Griñán y otros ex-miembros del Gobierno de la Junta. Es muy preocupante la desconfianza en que está sumida la ciudadanía ante el funcionamiento «anómalo» de la Justicia cuando se trata de temas relacionados con la corrupción.

Hoy, por desgracia, se ha contribuido más al descrédito de la política por parte de la ciudadanía, y sin quererlo desde IU hemos participado.