Manifiesto en defensa de un gobierno andaluz de izquierda

Suscribo este manifiesto que alerta del camino vertiginoso de derechización de La nueva Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y que además torpedea cualquier acuerdo con IU (la parte en negrita es mía, salvo la de las propuestas).

Hace poco más de un mes desde que Susana Díaz fue nombrada presidenta de la Junta de Andalucía, y en ese escaso margen de tiempo ha escogido un camino vertiginoso de derechización en sus actuaciones que contradicen frontalmente el mensaje que lanzó inicialmente de cambio y de defensa de los andaluces y andaluzas.

Ya nos decepcionó su discurso de investidura, pero sobre todo desde su presentación en Madrid vemos cómo se ha ido escorado hacia los intereses de la derecha. Susana Díaz actúa como Presidenta de la Junta de Andalucía cuyo gobierno está sustentado en una coalición de izquierda aunque parece que actúa como si tuviese la mayoría absoluta y solo representara a un PSOE que está volviendo a los tiempos más oscuros de Borbolla y de Chaves.

La Presidenta debería tener como prioridad oponerse a las políticas neoliberales y recentralizadoras del PP, que no para de recortar las prestaciones de los servicios públicos a los más débiles y está asfixiando la financiación de nuestra Comunidad. Por eso nos llama especialmente la atención que en vez de reunirse con Rajoy para plantarse frente al recorte de 1.200 millones en los presupuestos de la Junta vaya para proponer un pacto de silencio frente a la corrupción que tape al caso Bárcenas y el de los ERES.

La nueva Presidenta no sólo está girando a la derecha sino torpedeando cualquier acuerdo con Izquierda Unida, su socio de gobierno. La foto con los grandes empresarios en Andalucía ha ido acompañada de promesas de no incrementar los ingresos fiscales propios y de parar cualquier iniciativa para impulsar un nuevo modelo económico como el banco de tierras o la banca pública. ¿Cómo piensa luchar contra el paro y defender los servicios públicos? ¿Aceptando los recortes, renunciando a generar nuevos ingresos e impidiendo las iniciativas para crear empleo y hacer que vuelva a fluir el crédito?

Los andaluces votamos una mayoría de izquierdas para que se gobernara con políticas de izquierda. Si el PSOE quiere gobernar como el PP, entonces debería pactar con el PP. Sabemos que han sido los poderes fácticos económicos los que nos han llevado a esta situación de desastre. Solo si el poder político democrático se impone sobre ellos y no vuelve a subordinarse a sus intereses será posible salir de esta situación.

El Pacto de Izquierda ha sido y es una esperanza frente al poder de la derecha no sólo en Andalucía, sino en todo el Estado. Por eso le pedimos a Izquierda Unida que utilice toda su capacidad política para presionar y convencer a su socio de gobierno de que hay que aplicar el programa pactado, que el PSOE debe solventar las discrepancias hablando y no mediante declaraciones públicas para imponer hechos consumados y practicando el obstruccionismo contra las iniciativas más progresistas.

El programa de izquierda que sustenta el pacto es un buen punto de partida para ejercer todo el potencial que tiene nuestra autonomía poniéndola al servicio de la inmensa mayoría del pueblo andaluz, atacado cruelmente por los recortes y privatizaciones del gobierno de Rajoy que está hundiendo a las clases medias y populares andaluzas, al igual que a las del resto del Estado.

Izquierda Unida debe sustentar su permanencia en el gobierno en el cumplimiento de ese programa. No sería comprensible por ejemplo votar unos presupuestos que no fueran coherentes con el mismo, sino que por el contrario trajeran más paro y más recortes. Si no hay acuerdo los presupuestos pueden prorrogarse hasta que lo haya. No pasa nada.

Por ello, los firmantes de este manifiesto proponemos:

  • Que ese programa se abra a la participación ciudadana para su evaluación por todas las personas que quieran aportar y su iniciativa se difunda a través de las redes sociales y de los medios de comunicación y que se informe permanentemente del grado de cumplimiento del mismo.

  • Que Izquierda Unida y todas las organizaciones sociales y políticas andaluzas realicen una nueva convocatoria por Andalucía en la que recaben la participación activa de toda la izquierda y de todos los sectores progresistas andaluces en defensa de un programa común para una salida a la crisis democrática, social, ecológica y andaluza.

  • Que se convoque lo antes posible un proceso de primarias abierto a toda la ciudadanía andaluza para elegir al candidato o candidato de la izquierda andaluza a la Presidencia de la Junta de Andalucía, en línea con el proceso de renovación iniciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *