Papá cuéntame otra vez


Papá cuéntame otra vez ese cuento tan bonito
de gendarmes y fascistas, y estudiantes con flequillo,
y dulce guerrilla urbana en pantalones de campana,
y canciones de los Rolling, y niñas en minifalda.

Papá cuéntame otra vez todo lo que os divertisteis
estropeando la vejez a oxidados dictadores,
y cómo cantaste Al Vent y ocupasteis la Sorbona
en aquel mayo francés en los días de vino y rosas.

Papá cuéntame otra vez esa historia tan bonita
de aquel guerrillero loco que mataron en Bolivia,
y cuyo fusil ya nadie se atrevió a tomar de nuevo,
y como desde aquel día todo parece más feo.

Papá cuéntame otra vez que tras tanta barricada
y tras tanto puño en alto y tanta sangre derramada,
al final de la partida no pudisteis hacer nada,
y bajo los adoquines no había arena de playa.

Fue muy dura la derrota: todo lo que se soñaba
se pudrió en los rincones, se cubrió de telarañas,
y ya nadie canta Al Vent, ya no hay locos ya no hay parias,
pero tiene que llover aún sigue sucia la plaza.

Queda lejos aquel mayo, queda lejos Saint Denis,
que lejos queda Jean Paul Sartre, muy lejos aquel París,
sin embargo a veces pienso que al final todo dio igual:
las ostias siguen cayendo sobre quien habla de más.

Y siguen los mismos muertos podridos de crueldad.
Ahora mueren en Bosnia los que morían en Vietnam.
Ahora mueren en Bosnia los que morían en Vietnam.
Ahora mueren en Bosnia los que morían en Vietnam.

No es tu dinero lo que me hará feliz



Ofréceme una habitación en el Ritz,
eso no lo quiero.
Algunas joyas de Channel,
eso no lo quiero.
Ofréceme una limusina,
¿de qué me valdría?

Ofréceme sirvientes,
¿de qué me valdría?
Una mansion en Neufchâtel,
eso no es para mí.
Ofréceme la Torre Eiffel, ¿de qué me valdría?

Quiero amor, diversión, buen humor.
No es tu dinero lo que me hará feliz.
Quiero morir con la mano en el corazón.
¡Vamos, juntos!
Descubramos mi libertad,
olvidemos entonces
todos tus prejuicios.
Bienvenido a mi realidad.

Estoy harta de los buenos modales,
eso es demasiado para mí.
Yo como con las manos,
así soy yo.
Hablo alto y soy muy sincera,
pues usted perdone.
¡Adiós hipocresía! a mí no me va.
Estoy harta de los chismorreos.
Mírame a mí,
de todos modos no te quiero,
así soy yo.

Soy así.

Quiero amor, diversión, buen humor.
No es tu dinero lo que me hará feliz.
Quiero morir con la mano en el corazón.
¡Vamos, juntos!
Descubramos mi libertad,
olvidemos entonces
todos tus prejuicios.
Bienvenido a mi realidad.

Informe Observatorio DESC/PAH – Emergencia habitacional en España



El Observatorio DESC en colaboración con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Barcelona presenta el informe (de ámbito estatal) Emergencia habitacional en el estado español: la crisis de las ejecuciones hipotecarias y los desalojos desde una perspectiva de derechos humanos

El informe muestra el resultado de las 11.561 encuestas realizadas a personas afectadas que han contactado con la PAH durante los últimos dos años, y es el primer informe de ámbito estatal que recoge los datos de cómo afectan las ejecuciones hipotecarias a la salud, o cuáles son las entidades que más ejecutan. En él se analiza la situación de emergencia habitacional que existe en España desde una perspectiva de derechos humanos. En concreto, se estudia la regulación de las ejecuciones hipotecarias y de los desahucios a partir de los compromisos jurídicos adquiridos por las administraciones públicas y el impacto concreto que supone esta problemática para las familias afectadas.

El estudio analiza, en primer término, la función del derecho a una vivienda digna y de la prohibición de desahucios arbitrarios en el sistema constitucional español, en el derecho internacional de los derechos humanos y a la Unión Europea. En segundo lugar, ofrece datos sobre el comportamiento de las entidades financieras y sobre el impacto de la problemática en las familias a partir de 11.561 encuestas realizadas. En un tercer capítulo, para visibilizar las consecuencias en la vida concreta de las personas, el informe incorpora cuatro entrevistas en profundidad a personas afectadas. El informe concluye con un breve capítulo de conclusiones y recomendaciones dirigidas a los poderes públicos.

Desde febrero del 2009 se lleva alertando de la gravedad de la problemática y desde entonces se ha denunciado reiteradamente la carencia de datos oficiales que permitan entender el alcance de la vulneración de derechos fundamentales que supone la legislación española en materia de vivienda. Así mismo, esta carencia de información también imposibilita orientar adecuadamente las políticas públicas.

Más información en la web de la PAH.

Nana para un niño (o una niña) indígena



Duerme mi cielo,
mi niño eterno, dueño del mundo,
mi corazón.
Despertarás y habrá acabado la larga noche
y su terror.
Vendrá la luz y el amanecer posará en tus labios
la esperanza que sueñan los pueblos originarios.

Sueña Pichiche (*1),
con las praderas donde el manzano
ya floreció,
en esa tierra en que el huinca (*2) aprende
nuestros amores, los que olvidó.
Él allí comprenderá que tu gente quiera romper
las alambradas que cierran la ruta a Peumayen (*3).

Duerme, mi pequeño,
que en el país al que vas dormido
escriben la verdadera historia los vencidos
No temas despertarte,
que la luz que se cuela por el tamiz de tus sueños
alumbra esta noche y limpia el cielo del mundo.
Duérmete y que vuestro sueño custodie el futuro.

Duerme mi wawa (*4),
la Pachamama (*5) besa tu frente y en su interior
guarda su oro negro y volátil, para ofrecértelo a ti, mi amor.
Duerme que un sueño nos salvará de tanto olvido,
y espantará al águila que acecha al puma herido.

Dulce paal (*6),
duerme tranquilo, que aquí a la selva no llegarán
el monstruo con dientes de acero, rencor y escamas y su ley marcial,
que a la tarde llegó un mensajero con pasamontañas
diciendo que traerá música y flores por la mañana.

DICCIONARIO DE PALABRAS ABORÍGENES
1.- Pichiche: Niño en mapuche (indígenas del cono sur).
2.- Huinca: Hombre blanco en mapuche (aunque originariamente era un término para denominar a los ladrones de ganado).
3.- Peumayen: Lugar soñado en mapuche.
4.- Wawa: Niño en quechua y aymara.
5.- Pachamama: Madre tierra en quechua.
6.- Paal: Niño pequeño en lacandón maya.
7 – Indígena: Indígena es un cultismo tomado del latín indigena, que significaba ‘de allí’ y, por extensión, ‘primitivo habitante de un lugar, nativo’.

Autor e Intérprete: Ismael Serrano.
Voz femenina añadida a la Versión Original de Ismael Serrano: María Isabel Bozzini.

– See more at: http://www.iesgrancapitan.org/blog07/?p=2939#sthash.xQnArVBq.dpuf

¿Cómo crear empleo? siendo justos repartiendo la renta y riqueza

481869_279104688859201_616649741_nQuien diga que lo que necesariamente hay que hacer para crear empleo es bajar salarios y flexibilizar el mercado acabando con los derechos laborales solo está defendiendo una posición ideológica que solo sirve para que algunos empresarios ganen más. Si de verdad se quisiera crear empleo lo que habría que hacer es permitir que las empresas vendieran más (aunque no cualquier cosa sino aquello que de verdad satisface nuestra auténticas necesidades). Y para ello hay un remedio perfecto: DISTRIBUIR MEJOR LA RENTA. Si el 10% de la población española se queda más o menos con el 40% del ingreso total y si casi uno de cada cuatro españoles es pobre, es muy difícil, por no decir imposible, que se genere demanda suficiente, porque esa parte de la sociedad tiene ya tanto dinero que la mayor parte de lo que gana lo ahorra, a diferencia de lo que pasa a los trabajadores normales y corrientes, que gastan casi todo lo que ganan.

Y es por eso que aumenta el paro. Casi el 80% del empleo total que hay en España lo mantienen las pequeñas y medianas empresas y éstas no viven de ventas multimillonarias fuera de España (como las grandes multinacionales que es a quienes les interesa que bajen los salarios) sino de lo que gastamos los asalariados. Por eso, cuanto menor sea la parte que corresponde al salario en la distribución de la renta, menor empleo podrán crear las pequeñas y medianas empresas que sostienen la inmensa mayoría de los puestos de trabajo.

Seamos más justos repartiendo la renta y la riqueza y crearemos el empleo que necesitamos.

Texto extraído de este artículo de Juan Torres López.

Las cucarachas



Que la Fiscalía pretenda encarcelar a la comPAHñera Lina por llamar CUCARACHA al diputado del PP Antonio Gallego supera todas las expectativas.

El PP hace gala de su arrogancia una vez más y ahora se viste de víctima. Después de ningunear al millón y medio de personas que firmaron la ILP y de evidenciar su complicidad con la entidades financieras que han provocado la estafa hipotecaria, ahora quiere condenar a una persona que ha parado tres veces el desahucio de su casa. Una persona que, como cientos de miles más, exige que se le escuche y que se haga justicia.

A todas esas CUCARACHAS la PAH (y yo me sumo como militante de la misma) le dedica esta canción:

Las cucarachas
Las cucarachas
Nos quieren amordazar
Porque nos temen
Porque ellas saben
Que decimos la verdad

Las cucarachas
Las cucarachas
Las leyes quieren cambiar
La democracia
Es para ellas
Un estado policial

Una día una Cucaracha
Denunció a una compañera
Por llamarle Cucaracha
Gritando desde la acera
Mientras esa Cucaracha
Defendía a los banqueros
Nuestra amada compañera
¡Tres desahucios ya paró!

Las cucarachas
Las cucarachas
Ya nos quieren desahuciar
Porque protegen
A los banqueros
Y pisan a los demás

Las cucarachas
Las cucarachas
No se cansan de robar
Porque ellas creen
Que aunque se excedan
No las van a condenar

Un día una Cucaracha
Denunció a una compañera
Por llamarle Cucaracha
Gritando desde la acera
Si por decir Cucaracha
Una pena le cayera
Preparaos Cucarachas
¡Será la Revolución!

Para la libertad y contra la #LeyMordaza


Dedico el poema de Miguel Hernández “El herido” cantado en 1975 por Joan Manuel Serrat a tod@s aquell@s que están intentando meternos miedo para que no defendamos los derechos sociales que tanto costaron conquistar y que tan poco está costando quitar. Y muy en especial se la dedico a Rajoy, al Gobierno del PP y a su #LeyMordaza, quien quiera entender que entienda…

Así es una boda sumisa, ¿a qué impresiona?

La novia ha prometido ser sumisa y cumplir con su destino: “Ser esclava de mi amo, según los mandatos de los sacros imperativos del patriarcado”. La escena forma parte de la performance organizada por Izquierda Abierta para denunciar la ideología de la discriminación de género contenida en el libro Cásate y sé sumisa, publicado por Nuevo Inicio, la editorial del Arzobispado de Granada.