“Lo raro es que no explote uno”

“Lo raro es que no explote uno”, esto decía la compañera Ana al terminar de grabar un vídeo para visibilizar su caso. Pidió un préstamo de 12.000€ a FINANCA para arreglar la avería del camión de su marido, su herramienta de trabajo, y después de haber pagado 31.500€, de haber dejado de pagar su casa para pagar este préstamo (y por eso está ahora embargada), de haber dejado hasta casi de comer y de haberse dejado parte de su salud y la de su familia, esta entidad de crédito todavía le reclamaba 37.500€ que un juez redujo a 26.000€. Aún así no disponía de esta cantidad por lo que fueron a por la casa de sus padres, que le avalaron, y tiene fecha de subasta para el mes de junio. En resumen, después de pagar 31.500€ por un préstamo de 12.000€, no ha amortizado ni 1€ de capital y además se pueden quedar con la casa de sus padres. Esto tiene un nombre, se llama USURA, y lo peor es que es legal. Ana te explica su caso:

Hoy ha habido una acción por parte de 15M Stop Desahucios Córdoba para apoyar a Ana, denunciar el caso y forzar a FINANCA  a negociar una salida para Ana y su familia que no acabe destrozando sus vidas. Se ha llegado a un principio de acuerdo, FINANCA aceptará una cantidad sensiblemente inferior a la que se pide actualmente (26.500€) para saldar la deuda. Parece que Ana y su familia van a ver una luz al final de este largo túnel y la casa de sus padres se salvará, pero después de haber pagado mucho más de lo que le prestaron todavía tienen que poner más dinero para saldar a deuda, sigue siendo una ESTAFA, y además legal, permitida por quienes nos gobiernan, como dice Ana, lo raro es que no explote uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *