Cordobaila & Enfermedades Raras 2016

1paco_1464642561_a

Cada vez escribo menos en este blog, suelo ir poniendo mis reflexiones en mis redes sociales: Facebook y Twitter, pero de cuando en cuando aparezco por aquí para poner algo que quiero destacar especialmente y es difícil encontrar entre tanto tuit o entradas de facebook.

Hoy quiero destacar el evento Cordobaila & Enfermedades Raras 2016 que se celebró el pasado 25 de junio. La buena gente de Cordobaila se presta a poner su fiesta fin de curso a disposición de la Red de Padres y Madres Solidarios con las Enfermedades Raras para destinar la recaudación del espectáculo que realizan a la tan necesaria investigación de estas enfermedades.

Ya estuve el año pasado y me impactó mucho conocer las historias de quienes sufren estas patologías, y aquí incluyo a sus familiares. Estas enfermedades provocan un gran deterioro en la salud, limitan mucho la esperanza de vida y además quienes las sufren no tienen la atención debida y de derecho por parte de las administraciones con competencia en materia de salud.

El año pasado me comprometí, como responsable municipal y como persona que se rebela ante las injusticias, a estar cerca de ellos en la medida de nuestras posibilidades y competencias, compromiso que hemos intentado cumplir y que creo que se ha traducido en interesantes apoyos e iniciativas, además de contribuir a visibilizar y concienciar más acerca de esta grave problemática. A nivel personal tengo que decir que la relación con quienes integran esta asociación ha sido muy cálida, emotiva y me ha hecho un ser humano mejor, lo que les agradezco especialmente.

Os dejo el vídeo de presentación del evento donde Pepe e Isa explican lo que supone vivir con una enfermedad rara y los graves problemas e incomprensión contra los que tienen que luchar y también tenéis una intervención mía:


Si has llegado hasta aquí ¡Gracias por leerme!

Córdoba, ciudad contra los desahucios y por la vivienda digna

 

El pasado martes, 9 de febrero, se aprobó la moción presentada por 15M StopDesahucios Córdoba por el que se declaraba Córdoba “ciudad contra los desahucios y por la vivienda digna”. Ese día fue uno de los más felices de mi vida y también uno de los más difíciles de controlar las emociones, además de la importancia del tema se cumplían tres años de la muerte del compañero Fran y su recuerdo además de darme fuerza también me producía un sentimiento de dolor difícil de explicar aquí. Días como ese justifican haber tomado la decisión de dar el salto a la política institucional y compensan los sinsabores de 1000 días. Ese día sólo había dos opciones, estar al lado de la gente que sufre o no estar. Nosotros hemos optado por estar, otros no, allá ellos, si siguen dándole la espalda al pueblo éste se la dará a ellos también como ya hicieron en el pasado Pleno.

En el vídeo de arriba tenéis el desarrollo del debate, os recomiendo verla. Os dejo también a continuación mi intervención (en el vídeo es a partir del minuto 8.50):

La moción que vamos a debatir pretende declarar a Córdoba CIUDAD POR LA VIVIENDA DIGNA Y CONTRA LOS DESAHUCIOS.

Como ya ha sido manifestado esta moción es de la Plataforma 15M StopDesahucios Córdoba. Los grupos proponentes únicamente hemos sido el vehículo político que la ha traído a este pleno. Básicamente, lo que se pide en esta moción es que el Ayuntamiento vele y se comprometa, en la medida de sus posibilidades, por el cumplimiento del derecho a la vivienda digna, derecho que viene reflejado en nuestra Constitución, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en otros tratados internacionales firmados por nuestro país, y pide también que se sea beligerante contra los desahucios sin alternativa habitacional, algo que ya ha sido demandado varias veces a nuestro país por la UE y por la ONU.

Que sea StopDesahucios quien haya hecho y presentado esta moción no es algo baladí, ha sido por que son los más autorizados y más cualificados para hacer algo así. Son quienes más luchan por este derecho, quienes más calor humano ofrecen a aquellas personas que sufren la tragedia de verse privada de un techo digno donde refugiarse, quienes más han devuelto la esperanza de vivir y de luchar a los que la han perdido, quienes más vidas han salvado, quienes más han llorado las vidas que no han podido ser salvadas, como la del compañero Fran hace hoy tres años, y quienes han hecho ver a los poderes públicos que han estado muy lejos de estar a la altura que de ellos se requería para velar por un derecho humano tan fundamental como el de la vivienda digna.

Cuando ayer pensaba en como argumentar para convencer a los grupos de este pleno del apoyo a esta moción, buscaba las palabras capaces de transmitir las miradas de las personas que sufren en sus carnes el horror que se se siente a ser “lanzados” de sus viviendas o las noches de insomnio provocadas por el miedo a que al día siguiente vengan a “lanzarte”, y al no encontrar las palabras adecuadas se me vino a la mente el recuerdo de mi hijo, cuando con 8 años me dijo Papá, ya tengo partido político, era StopDesahucios, porque no entendía que era la izquierda o la derecha, pero sí entendía que era INJUSTO echar a la gente de sus casas sin darle alternativa. Qué fácil es ver la injusticia y posicionarse ante ella para un niño de 8 años.

Pues lo que se pide en esta moción también es muy fácil, hasta un niño de 8 años lo entendería y lo apoyaría, porque es de Justicia, y es muy triste que sea necesaria una moción para pedir que se haga lo que es justo, pero sería aún más triste que esta moción no sea apoyada por este Pleno, porque lo que se pide se puede hacer, porque se estaría dando de lado a las personas que se ven privadas de este derecho tan fundamental y tan necesario para la vida, y me atrevo a decir que porque si no apoyamos esta moción seríamos cómplices del sufrimiento de todas esas personas por pasar de largo ante tamaña injusticia sin hacer nada.

Pido, con humildad, a todos los grupos de este Pleno que apoyen esta moción, apóyenla por JUSTICIA, se pide que se vele por un derecho humano, apóyenla por DECENCIA, se pide que no giremos la cara ante la indecencia de un sistema que permite que haya casas sin gente y gente sin casas, apóyenla por RESPONSABILIDAD con el compromiso que han adquirido con la ciudadanía cordobesa de velar por su bienestar y si no les vale nada de lo anterior, apóyenla, por HUMANIDAD.


12719402_1203708506323300_9221158305056709989_o

Mi participación en la VI Escuela de Formación de la FEC: “Las líneas rojas de la izquierda transformadora”

El pasado 24 de Octubre no celebré mi santo en Córdoba porque me invitaron a participar en la VI Escuela de Formación de la FEC, y aunque me perdí los peroles de mi tierra la experiencia valió la pena, me tocó intervenir en una mesa cuyo tema era “las líneas rojas de la izquierda transformadora” y disfruté y aprendí mucho escuchando a mis compañer@s de mesa. Os dejo la intervención que hice y una entrevista que me hizo posteriormente Radio Rebelde Republicana.

Cuando hablamos de líneas rojas podemos referirnos a aquellas líneas, actitudes, políticas que no debemos rebasar o a las líneas de actuación políticas ROJAS de la izquierda transformadora. Intentaré hablar de las dos.

Quiero aclarar que mi trayectoria política no viene de la política orgánica de partidos, yo me metí hace tres años en IU porque era la única formación política que aspiraba a conquistar instituciones que defendía los mismos principios que yo, aunque era consciente de que había cosas que no me gustaban, algunas de ellas hoy han cambiado y otras aún no. Esto igual es necesario conocerlo para entender mi visión.

El nombre izquierda transformadora es también muy elocuente, imagino que nos referimos a una izquierda que aspira a transformar la realidad día a día, demostrando minuto a minuto que somos capaces de dar respuestas a las necesidades cotidianas de las personas. Una de las rémoras más grandes que siempre hemos tenido a la hora de lograr confianza y apoyo social es es el mensaje de nuestra falta de experiencia en la gestión de los asuntos ordinarios de la gente normal y corriente.

Hay compañeros (más hombres que mujeres), a los que tengo en gran estima, que llevan treinta o cuarenta años promoviendo cambios sociales profundos, reclamando la superación del capitalismo y abogando por avanzar cuanto antes hacia nuevas forma de organización social pero que nunca en su vida han querido asumir la responsabilidad de dirigir un departamento, una asociación o ni siquiera la presidencia de su comunidad de vecinos. Le dicen a la gente que hay que cambiar el mundo de arriba a abajo pero ellos no han sido capaces de cambiar nada para que las cosas sean de otro modo en la práctica diaria, para que la vida de los demás sea más cómoda, más feliz y liberadora. Por lo general, consideran que ocuparse de ese tipo de tareas, dedicar tiempo y esfuerzo a tratar de mejorar a corto plazo la existencia de la gente, es “reformismo” que en lugar de acabar con el sistema lo refuerza. Y ese supuesto “reformismo”, que no es incompatible con ser revolucionario, es un ingrediente imprescindible de la actividad política y sin él es imposible que un proyecto político consiga suficiente apoyo social, por muy atractivas que puedan ser sus propuestas teóricas. ¿Cómo se va a creer alguien que somos capaces de transformar lo más profundo de la sociedad si no hacemos que cambien sus procesos más elementales? ¿Cómo vamos a poder cambiar el sistema en su conjunto, y cómo vamos a hacerle creer a la gente que lo podemos conseguir, si no mostramos que somos capaces de hacer que cambien las cosas día a día, minuto a minuto? ¿Quién puede creerse que uno puede con lo mucho cuando no puede con lo poco? ¿Y en virtud de qué va a creer la gente que nuestras propuestas mejorarán su vida si no ven con sus propios ojos que lo que proponemos se traduce en la práctica en un modo diferente de ser, de vivir y de relacionarse mejor y más satisfactoriamente con los demás y con la sociedad en su conjunto?

Las izquierdas y movimientos sociales transformadores no podemos presentarnos a la gente solo como portadores de banderas o de narraciones heroicas que no sabemos cuándo podrán hacerse realidad ni cómo. El mundo no se transforma pidiendo a la gente que haga actos de fe. La radicalidad transformadora más auténtica y efectiva es la que pone en marcha reformas en el día a día que la gente puede identificar como el anticipo de un mañana diferente y con cuyo diseño, promoción, defensa y disfrute se organiza y empodera.

Yo que vengo del activismo social, de la lucha en la calle, sé que ahora no será suficiente con elaborar proclamas o convocar manifestaciones para decir que todo está mal y que hay que cambiarlo. Ahora toca cambiarlo desde dentro sin perder la autenticidad, sin dejar de creer en la revolución (quienes creamos) y haciéndola día a día. Esto yo lo considero una línea roja.

Otra línea roja que considero esencial es que a quienes estemos en la institución ésta no nos cambie (en lo esencial), para ello necesitamos una brújula, fuerza de voluntad y un recuerdo permanente de porqué y por quienes nos presentamos a estas elecciones.

¿Cuál es la brújula? Se suele decir que es la calle, estar en ella, pero para mí esto es algo ambiguo, ¿la calle son las manifestaciones? ¿estar en ella es ponerse detrás de de una pancarta? Es mucho más que eso, es estar en los sitios, con la gente para la que decimos que hacemos las políticas, es debatir con ellos, es sufrir con ellos, a veces hasta llorar con ellos reconociendo la impotencia que en bastantes ocasiones tenemos desde las administraciones y explicando porqué, señalando a los verdaderos responsables de que no podamos dar las soluciones. Y cada uno tiene que buscar su brújula concreta, para mí la principal en estos últimos tiempos ha sido StopDesahucios Córdoba, para otros puede ser su sindicato, las marchas por la dignidad, su asociación de vecinos, …

En la Institución se encuentra uno situaciones que uno no espera que pasen antes de entrar y otras que pueden “institucionalizarte”. Estas situaciones pueden cambiarte y meterte en una dinámica peligrosa, te pueden hacer perder el enfoque. Yo intento prevenir esto, primero con el acto de voluntad de recordar cada mañana porqué y por quienes me presenté a estas elecciones, visualizando sus caras y cuando la bilis me supera también hago ese esfuerzo.

Más líneas rojas

  • Decir la verdad SIEMPRE, sin miedo, aunque implique situaciones poco cómodas.
  • Reconocer los errores.
  • El cargo no debe tapar a la persona que está detrás ni se debe subir a la cabeza.
  • Contar con la gente para hacer las cosas: PARTICIPACIÓN, hacerlas con ellas, no solo para ellas. Proyectos muy bonitos fracasan por eso.
  • Más que hablar de estar con la gente, hay que SER gente.
  • Recordar siempre que el partido es un medio y no un fin, estamos para hacer políticas que mejoren sustancialmente la vida de las personas, esto que parece trivial no lo es tanto, a veces pensamos más de la cuenta en el impacto mediático de una política determinada o en el rédito político en vez de su efecto sobre las personas. Cada vez estoy más convencido de que los réditos políticos son más bien consecuencias y efectos colaterales de las políticas sinceras.
  • Trabajar por la unidad popular de manera sincera. La suma de las personas que desde hace tiempo venimos luchando en la calle multiplica.
  • Ser valientes, no tener miedo a la prensa. Nuestras decisiones tienen que estar basadas en la justicia social y no en si vamos a ser mejor o peor tratados desde la prensa.
  • Contar las cosas, no venderlas. Esto no es contradictorio con una buena política de comunicación, ahí también tenemos que diferenciarnos.


PD.- Para la primera parte de la intervención me inspiré en este artículo de Juan Torres.

Carta abierta: Plan de rescate a la ciudadanía

Rafael del Castillo - Isabel Ambrosio - Plan de RescateEl Ayuntamiento está para atender las necesidades de las personas y para ocupar su tiempo y dedicación en la búsqueda de alternativas para que ningún cordobés o cordobesa se vea privado de derechos fundamentales como el agua o la luz.

Las personas que creemos en la igualdad en el acceso a los recursos trabajamos para conseguirla desde el primer día, y lo haremos hasta el último día del mandato. Por ello, y en menos de 3 meses, ya disponemos de un borrador para rescatar a la ciudadanía de la situación que está atravesando, extrema en muchos casos.

Nuestra obsesión es y será trabajar para que ningún cordobés o cordobesa se vea privado de sus derechos. Es complicado, pero para eso estamos en el Ayuntamiento.

El plan de rescate debe hacerse y definirse caminando y consensuando con otras y otros; es necesario crear redes y hacer proyectos integrales, o sea, hacerlo “con” y no “desde”; hacerlo horizontalmente y no de arriba a abajo; ayudar al empoderamiento y la autogestión, más que promover la limosna o el asistencialismo. Esa es la clave que debiera impregnarlo todo. Por eso vamos a consensuar desde este momento este plan con los agentes sociales, sobre todo con aquellos que llevan ya tiempo rescatando a la ciudadanía.

Planteamos en el plan acciones a corto y a medio-largo plazo, que pasan por un refuerzo de la plantilla de Servicios Sociales, algo imprescindible para afrontar este reto. Plantilla que ha sido hasta ahora el parapeto de este Ayuntamiento frente a la emergencia social y que gracias a su profesionalidad los servicios sociales siguen hoy en pie.

Nuestra prioridad —que es la que reclama la ciudadanía— se centra en la vivienda, los suministros básicos vitales, la alimentación y cómo mejorar el área de Servicios Sociales, para hacerla más efectiva y que pueda ser de utilidad a la ciudadanía.

Vamos a abordar desde ya el derecho humano al agua, derecho que debe poder ejercerse como tal y no como una limosna o caridad. En esta línea, y como ya ha sido anunciado, el plan propone garantizar un mínimo vital de 3m3 por persona y mes a quienes no tengan disponibilidad económica para el pago del recibo.

La pobreza energética es otra de las claves que se afrontan en el plan, un tema complejo al estar esos servicios privatizados. Entre otras medidas proponemos un nuevo convenio con las entidades suministradores y la creación de una alianza contra la pobreza energética en la ciudad de Córdoba que pueda sumarse a una provincial. Esta alianza estaría compuesta por administración y agentes sociales.

Junto al agua y la luz, la vivienda es el tercer gran pilar de las medidas que se prevén ejecutar de forma inmediata. Para ello el día 21 de septiembre se abre al público la Oficina en Defensa de la Vivienda donde se actuará de forma integral en el drama que tantas y tantas familias sufren por no poder ejercer su derecho a una vivienda digna. Desde esta Oficina y en cooperación con Vimcorsa, entre otras medidas, se está trabajando para disponer de una bolsa de viviendas y un plan de contigencia familiar.

El Plan de Rescate también contempla medidas relativas a la alimentación, siendo uno de los objetivos sustituir las políticas asistenciales por otras encaminadas a la dignificación de las personas a través de economatos sociales y acuerdos con comercios de las zonas para garantizar el acceso a productos de alimentación con precios bonificados en función de la renta disponible, a personas en desempleo o riesgo de exclusión social. También se contempla la creación de un programa de huertos urbanos.

Otras medidas contempladas en este plan son la creación de planes integrales de barriadas de zonas de actuación preferente partiendo de diagnósticos participados, la creación de una moneda social, la creación de redes de solidaridad intervecinales, la creación de un Pacto Local por el Empleo (cuestión que merece un capítulo aparte), etc…

La participación, la reflexión colectiva y debate con la ciudadanía va a ser muy importante para poder detectar las partes de este plan que están desenfocadas y otras que no se abordan con la importancia que debieran. La clave del éxito va a estar en que este sea un plan de rescate de la ciudadanía para la ciudadanía y en ser capaces de generar la complicidad necesaria para poder abordarlo.

Aquí puedes acceder al documento donde desarrollamos este plan, advertimos que es un documento preliminar y abierto que debe ser enriquecido con las aportaciones de la ciudadanía y agentes sociales.

Hay que luchar por una Córdoba libre de desahucios

Hoy desde IU hemos dado una rueda de prensa sobre las medidas que tomaremos si gobernamos Córdoba para garantizar el derecho a la vivienda en nuestra ciudad.

Éste es un tema IMPORTANTÍSIMO, donde HAY, literalmente, VIDAS EN JUEGO. Los Gobiernos del bipartidismo pudieron haber evitado lo que está pasando, pero no lo hicieron, no quisieron, apostaron por un sistema neoliberal avaricioso y codicioso que no ha tenido reparos en abandonar a familias enteras, en echarlas a la calle, en atentar contra sus derechos humanos para engordar sus cuentas de resultados o sus bolsillos. NO HAN TENIDO NINGÚN REPARO, no les ha importado la suerte de centenares de miles de personas ni condenarlas al sufrimiento y a la exclusión social.

Quitarle el techo a una persona y condenarle a una deuda impagable de por vida que supone su exclusión social, es una violación de uno de los derechos humanos más básicos, y esto se está haciendo de manera sistemática por parte de un sistema financiero CRIMINAL y además esta siendo consentido y amparado por este Gobierno y también lo fue por el anterior.

Tenemos LA OBLIGACIÓN como personas y como fuerza política de apoyar a estas personas, acompañarlos y luchar para impedir que les echen de sus casas y de rebelarnos ante tan tamaña injusticia.

Si gobernamos Córdoba no nos vamos a poner de lado ante el drama de la falta de acceso a la vivienda digna, y no hablamos solo de un techo donde vivir, sino de un hogar con las condiciones mínimas de habitabilidad, lo que supone que tenga agua y luz, si no es así, no es digna. Queremos que Córdoba sea una ciudad libre de desahucios, incluídos los energéticos.

Sabemos que desde el Ayuntamiento tenemos serias limitaciones para esta lucha, pero pondremos toda nuestra voluntad, inteligencia y empeño en garantizar este derecho, y seremos extremadamente beligerantes contra quienes lo impidan, lo que supondrá, entre otras medidas, no contratar servicios financieros con aquellos bancos ni suministros con aquellas entidades que no colaboren para garantizar estos derechos a la ciudadanía.

Tenemos intención de realizar esto contando con la complicidad de aquellos agentes sociales que llevan tiempo inmersos en esta lucha y que valoramos y respetamos profundamente.

Logo-Sisepuede-+-propuestas

Pues… soy candidato por IU al Ayuntamiento de Córdoba

L@s militantes y simpatizantes de IU Córdoba decidieron ayer colocarme como número 3 de la candidatura para el Ayuntamiento de mi ciudad. No tengo palabras para expresar lo emocionado que me siento por la confianza mostrada hacia mí y lo en deuda que estoy con lxs simpatizantes y la militancia de oro de mi organización.

Hago una especial mención a lxs compañerxs de la precandidatura que tuvieron la generosidad y valentía de participar en un proceso ejemplar y a todo el equipo de la organización que hicieron posible este ejercicio DEMOCRÁTICO en mayúsculas.

Cuando sea concejal (por que lo seré junto con bastantes compañer@s más) pondré todo mi empeño para recuperar Córdoba para lxs cordobesxs, sobre todo para aquellxs a los que más toca sufrir esta crisis-estafa generada por otrxs sin asumir las consecuencias de sus actos.

Pido a mis amigxs y compañerxs tanto su apoyo en esta etapa que ahora se inicia como que sean doblemente exigentes conmigo a la hora de trabajar por Córdoba.

Y ¡a recuperar Córdoba!

Pues… soy candidato al Parlamento Andaluz

Pues sin esperarlo la militancia y simpatizantes de IU Córdoba han decidido que sea candidato al Parlamento de Andalucía, agradezco de corazón desde aquí a la militancia de oro de mi organización que me hayan ortogado esa confianza que a la vez supone una gran responsabilidad. Intentaré estar a la altura.

Voy con un gran equipo que encabeza la ex-Consejera Elena Cortés, le sigo yo, y a continuación Marisa Ruz, Manolo Baena, Helena Amo Oteros, Antonio López del Rey, Amparo Pernichi López, Francisco Javier Altamirano Sánchez, Manuela Calero Fernández, Ángel Cardo Flores, Araceli Villas Rodas y Luis Naranjo Cordobes.

Si los andaluces y andaluzas deciden que esté en el Parlamento seguiré estando en la calle y luchando contra la injusticia social que está generando tanto sufrimiento a tanta buena gente que no lo merece, pero dispondré de más herramientas.

Si has llegado hasta aquí, ¡gracias por leerme!