La economía del bien común

El pasado sábado participé en un encuentro en La Tejedora sobre el capitalismo (orígenes, alternativas, etc…) y varios participantes hablaron de la Economía del Bien Común como alternativa viable al sistema actual. Ya había oído hablar de ella, pero decidí profundizar más sobre este modelo y compartirlo con vosotros/as.

La economía actual mide el éxito económico con valores o indicadores monetarios como el producto interior bruto y los beneficios que dejan fuera a los seres humanos y al medio en el que vivimos. De la misma manera se mide si una empresa tiene beneficios pero no las condiciones de sus trabajadores ni sobre lo que produce ni como lo produce.

La economía del bien común es presentada por Christian Felber como un alternativa tanto al capitalismo de mercado como la economía planificada que debe regirse por una serie de principios básicos que representan valores humanos: confianza, honestidad, responsabilidad, cooperación, solidaridad, generosidad y compasión, entre otros.

La implantación de este modelo implica adaptar la economía real capitalista (en la que priman valores como el afán de lucro y la competencia) al principio que toda actividad económica debe servir al bien común, objetivo que ya está  recogido en los principios constitucionales de muchos países. Además se pone un límite a la propiedad privada, a la herencia y a los salarios.

Aquellas empresas que les guíen los principios y valores ya mencionados deben obtener ventajas legales que les permitan sobrevivir a los valores del lucro y la competencia actuales. Además la evaluación de esos valores podrá permitir al consumidor escoger los productos.

Me parece una iniciativa muy interesante que debe ser tenida en cuenta.

Aquí tenéis una explicación de su ideólogo, Christian Felber: